Pi hole te ayuda a reducir la publicidad de las páginas web.

Introducción a Pi-hole

Pi-hole es una herramienta esencial en la era digital actual. Funciona como un escudo contra la publicidad invasiva y el seguimiento en línea, protegiendo tanto la privacidad como la experiencia de navegación del usuario.

Este sistema innovador se destaca por su capacidad para bloquear anuncios a nivel de red. Esto significa que no solo mejora la navegación en un solo dispositivo, sino en todos los que están conectados a la misma red.

Su importancia radica en ofrecer un control más amplio sobre el contenido que se consume en internet, brindando una experiencia más limpia y segura.

Además, al filtrar contenido no deseado, Pi-hole puede aumentar la velocidad de carga de las páginas web y reducir el consumo de datos, lo que es especialmente valioso en dispositivos móviles.

Los usuarios tienen la herramienta para tomar el control de su navegación en línea y protegerse de contenido potencialmente dañino o intrusivo.

pi hole quitar publicidad

¿Qué es Pi-hole?

Pi-hole es un software de código abierto diseñado para funcionar como un servidor DNS o «Domain Name Server» (Sistema de Nombres de Dominio) en una red. Su principal función es bloquear anuncios y sitios web maliciosos.

Al actuar como un filtro de DNS, Pi-hole intercepta solicitudes a dominios conocidos por contener publicidad, rastreadores y malware, impidiendo que estos lleguen a los dispositivos de los usuarios.

Esta capacidad de filtrado se extiende a toda la red, protegiendo múltiples dispositivos simultáneamente. Además de mejorar la seguridad y privacidad, Pi-hole contribuye a una navegación más rápida y eficiente, al reducir la cantidad de datos no deseados que se descargan.

Su versatilidad y eficiencia lo convierten en una solución ideal para usuarios conscientes de la seguridad en entornos domésticos y pequeñas empresas.

Pi-hole es un avanzado filtro de contenido para la web, diseñado para mejorar la experiencia en línea. Funciona como un servidor DNS personalizado que intercepta y bloquea solicitudes a dominios conocidos por alojar publicidad, rastreadores y malware. Esta funcionalidad lo convierte en un poderoso aliado para mejorar la velocidad de navegación, disminuir el consumo de datos y potenciar la seguridad en la red.

Instalado en un servidor local o en dispositivos como una Raspberry Pi, Pi-hole ofrece un control integral sobre el tráfico de Internet de todos los dispositivos conectados a la misma red.

Diferente de las extensiones de navegador que bloquean anuncios individualmente, Pi-hole trabaja a nivel de red, ofreciendo una solución más abarcadora y eficiente. Al filtrar el tráfico de Internet en la fuente, se asegura una experiencia de navegación más limpia y segura para todos los usuarios en la red.

Además de sus capacidades de bloqueo, Pi-hole proporciona una interfaz de usuario amigable, donde los usuarios pueden personalizar listas de bloqueo, revisar estadísticas detalladas y configurar ajustes avanzados. Esta personalización permite a los usuarios adaptar Pi-hole a sus necesidades específicas, asegurando una experiencia de navegación óptima.

Pi-hole es especialmente apreciado por su contribución a la privacidad en línea. Al bloquear rastreadores y anuncios, reduce significativamente la cantidad de datos personales recolectados por terceros, lo que lo convierte en una herramienta valiosa en un mundo donde la privacidad en línea es una preocupación creciente.

Es una solución robusta y adaptable para aquellos que buscan mejorar su experiencia en Internet, desde la privacidad y seguridad hasta la velocidad y eficiencia de navegación. Su facilidad de uso y capacidad para proteger múltiples dispositivos simultáneamente lo hacen ideal para usuarios domésticos y pequeñas empresas que desean tomar control sobre su presencia en línea.

backup integrado en soluciones hiperconvergentes

Beneficios de Pi-hole

Los beneficios de usar Pi-hole son significativos. Principalmente, mejora la experiencia de navegación al bloquear anuncios intrusivos.

Destacamos, entre otros:

  1. Mejora en la Velocidad de Navegación: Al bloquear anuncios y contenido no deseado, Pi-hole reduce la cantidad de datos cargados en las páginas web, lo que resulta en tiempos de carga más rápidos
  2. Reducción del Consumo de Datos: Especialmente beneficioso para conexiones con límite de datos, ya que previene la descarga de elementos publicitarios que consumen ancho de banda.
  3. Aumento de la Seguridad en la Red: protege los dispositivos contra malware y rastreadores al bloquear el acceso a dominios conocidos por alojar estos riesgos.
  4. Mejora de la Privacidad Online: Al bloquear rastreadores, Pi-hole reduce la cantidad de información personal recopilada por terceros, lo que fortalece la privacidad del usuario.
  5. Control Total sobre el Contenido de la Red: Permite a los usuarios personalizar las listas de bloqueo y añadir o eliminar sitios web específicos, ofreciendo un control detallado sobre el tráfico de la red.
  6. Facilidad de Uso y Administración Centralizada: Con su interfaz de usuario intuitiva, Pi-hole facilita el monitoreo y la gestión del tráfico de red, incluso para usuarios con conocimientos técnicos limitados.
alto rendimiento en sistemas hiperconvergentes

Desventajas y retos.

Aunque Pi-hole ofrece muchos beneficios, también presenta desafíos. Un inconveniente es que puede bloquear contenido legítimo por error. En ocasiones,  requiere ajustes manuales en la lista de bloqueo.

Además, la configuración inicial y el mantenimiento de Pi-hole pueden ser más o menos complejos, especialmente para usuarios sin experiencia en redes y sistemas.

Estos desafíos deben considerarse al evaluar si Pi-hole es la solución adecuada para un entorno particular.

ahorro con sistemas hiperconvergentes

Instalación de Pi hole.

Para instalar Pi-hole, se deben seguir varios pasos importantes. Primero, es necesario contar con un hardware compatible, como una Raspberry Pi o un servidor local. Luego, se instala el software de Pi-hole.

Después de la instalación, se debe configurar Pi-hole como el servidor DNS principal de la red.

Requisitos previos

Para poder implementar Pi-hole en la red es necesario que ya contemos con una máquina virtual.

Esta, va a realizar las funciones de servidor de Pi-hole para el resto de equipos.

Recibirá las peticiones de DNS de los usuarios de la red, las filtrará y si está todo bien, las reenviará a los servidores de DNS que hayamos escogido.

De otro modo las descarta.

El nombre del programa «Pi-hole» o «agujero» hace referencia a donde van a parar las peticiones de DNS de sitios de publicidad.

En su web nos indican que el mínimo para que funcione es:

2 GB de espacio en disco libre y 512 MB de RAM.

Como vemos, son unos requisitos muy bajos que podemos cubrir prácticamente con cualquier máquina. Es habitual instalarlo en Raspberry Pi y similares, si se opta por ejecutarlo en una máquina física.

En nuestro caso, vamos a optar por instalarlo en una máquina Ubuntu.

La máquina.

Partimos de una máquina con Ubuntu Server 4GB de RAM y 50GB de almacenamiento.

Configuramos una IP estática dentro de nuestro rango de la red y como siempre, actualizamos todo.

# sudo apt update && sudo apt upgrade -y

Esperamos a que termine, reiniciamos y volvemos a acceder.

Desde la terminal, introducimos el siguiente comando para descargar y ejecutar Pi hole:

# sudo curl -sSL https://install.pi-hole.net | bash

pin-hole instalacion 001

Aceptamos para continuar.

pin-hole instalacion 002

Si quieres colaborar con ellos y hacer una donación al proyecto, te indica como hacerlo. Aceptar para continuar.

pin-hole instalacion 003

Nos indica que necesitamos una IP fija para esta máquina. Como ya lo teníamos configurado como una de las premisas, pulsamos en «Continuar» para seguir con el proceso de instalación.

pin-hole instalacion 005

Nos permite seleccionar a que proveedor de DNS vamos a enviar las peticiones que Pi-hople considere válidas.

Podemos escoger la que queramos según nuestras preferencias. En nuestro caso, hemos elegido Quad9 (filtered, ECS, DNSSEC).

pin-hole instalacion 006

Pi-hole se basa en listas públicas de terceros para realizar el filtrado. Nos pregunta si queremos incluirlas o no.

En nuestro caso, hemos seleccionado «Sí».

pin-hole instalacion 007

Nos pregunta si queremos instalar la interface web para poder administrar el sistema a través de una página web.

Seleccionamos «Sí».

pin-hole instalacion 008

Para poder administrar el sistema a través de una web, es necesario instalar un servidor de páginas web. Nos pregunta si quiere que lo instale automáticamente.

En nuestro caso, seleccionamos «Sí».

pin-hole instalacion 009

¿Queremos habilitar un registrodeo de las consultas?

Seleccionamos «Sí».

pin-hole instalacion 010

¿Queremos que el registro que hace sea anónimo?

En nuestro caso seleccionamos que registre todo con «Show everything». Esto va a guardar las distintas peticiones que se realicen y todos los datos relacionados.

pin-hole instalacion 011

Nos ofrece una pantalla de resumen de la instalación, en la que nos indica la URL a la que acceder (la ip estática que tengamos configurada /admin) y la contraseña generada aleatoriamente

En nuestro caso, los datos de acceso son:

  • URL: http://192.168.3.5/admin
  • Contraseña: 8bxhAgjY

Accediendo a esa dirección, con esos datos, podemos ver el panel de control (dashboard) de Pin-hole. Aquí nos muestra las diferentes métricas de cuantos filtros ha realizado, detenido, etc.

pin-hole instalacion 012

Desde la interface ya podemos administrar nuestro sistema de Pin-hole de forma completa y gestionar las peticiones de DNS de la red a la que da servicio.

Post instalación y configuración.

Después de instalar Pi-hole, es crucial realizar una configuración adecuada.

Esto incluye 2 pasos:

  • Cambiar el servidor DNS en el router para que apunte a Pi-hole, lo que asegura que todo el tráfico de la red pase a través del filtro.
  • Personalizar las listas de bloqueo según las necesidades específicas, añadiendo o eliminando sitios web según sea necesario. Esta configuración inicial es vital para maximizar la eficiencia y efectividad de Pi-hole en la red.

Cambiar el servidor DNS

Pi-hole ya está filtrando todo el tráfico de DNS que le llega pero es fundamental que los equipos estén apuntando a esta máquina.

De otra forma harán las consultas al proveedor de DNS habitual y resolverán como de costumbre.

  • Si la red cuenta con un controlador de dominio o un DNS interno, debemos apuntar los reenviadores de estos equipos a la máquina con pin-hole.
  • En cambio, si funcionan como equipos independientes (una casa o una pequeña empresa sin Active Directory o similar) debemos apuntar los DNS del router a este equipo.

Bien lo hacemos de forma manual o en los valores del DHCP, si así lo tenemos configurado.

Los DNS deben quedar configurados de la siguiente manera:

DNS del equipo -> Máquina Pin-hole -> reenviadores externos.

De ese modo, cuando un dispositivo haga una consulta, enviará la petición a Pin hole. Este lo comprobará en sus listas para ver si es una fuente de publicidad.

Si es así, descarta la petición y si no lo es, manda la consulta al siguiente paso (proveedor externo como Google, etc).

Personalizar las listas de bloqueo.

El filtrado que realiza Pin hole está basado en listas de direcciones IP conocidas por proporcionar servicios publicitarios.

Estas listas están mantenidas por los usuarios y se pueden configurar distintas fuentes.

Consejos de seguridad adicionales.

Aunque el mantenimiento que hay que realizar del sistema es mínimo, siempre cabe la posibilidad de que se produzca un falso positivo. En este caso, el sistema estará bloqueando una fuente (web) a la que queremos acceder legítimamente pero que aparecerá como bloqueada.

En esa situación podemos añadir la dirección de la web manualmente a la lista de exclusión. Por tanto, si bien se trata de un sistema autónomo y que funciona bastante bien nada más salir de la caja, siempre deberemos estar pendientes por si nos está restringiendo el acceso a un sitio al que realmente si queremos acceder.

Conclusiones

Pin-hole es un sistema de instalación realmente muy sencilla, con un consumo de recursos mínimo y que representa un filtrado muy adecuado para casi todos los entornos.

Si bien no es perfecto, los resultados son muy positivos y debemos valorarlo para integrarlo en nuestra red como una más de las herramientas de seguridad del sistema.

pihole no bloquea anuncios

Ten en cuenta que para que pihole bloquee los anuncios correctamente tiene que ser el DNS usado por tus dispositivos. O bien lo configuras manualmente o configuras el DHCP de tu red (seguramente configurado en tu router de acceso a Internet).

Tu equipo consulta a pihole, este lo filtra y elimina las peticiones a sitios de publicidad. Si tienes configurado pihole y no te está filtrando la publicidad debes revisar que los DNS estén apuntando a ese equipo y no directamente a Google o las DNS de tu proveedor de Internet.

¿Necesitas un servidor para tu empresa?

Seguro que también te interesa

Instalar SSH en Ubuntu

Instalar SSH en Ubuntu

Paso a paso de como instalar el servidor Open SSH en una máquina con Ubuntu, para poder acceder de forma remota cómodamente.